miércoles, 22 de abril de 2009

Super Metroid


"The last Metroid is in captivity, the galaxy is at peace..." Así comienza una de las grandes obras que han dado los videojuegos a lo largo del tiempo.

En 1994 y producido por uno de los grandes genios de Nintendo (Gunpei Yokoi), tristemente fallecido en 1997 en un accidente de coche, el creador de la maravillosa Game Boy puso en las manos expertas del estudio R&D1 un cartucho de 24 megas de capacidad para exprimir la Super Nintendo en el que se culminaba la evolución de una gran saga de videojuegos. El primer Metroid aparecería para Nes en 1986 y Metroid II: Return of Samus lo haría en Game Boy en 1991. Pero no sería hasta Metroid 3 (Super Metroid) que el desarrollo de la idea primera mostrara todo su encanto.


El juego es básicamente una aventura de plataformas con elementos de puzzle y evolución del personaje como en un rpg. Este tipo de juego influyó posteriormente en una saga mítica como Castlevania y mas concretamente en el Symphony of the Night de la primera Playstation donde el sistema de juego se pule aún mas. Está ambientado en el espacio, en el que controlarás a una Samus Aran de la que dependerá el devenir de la galaxia cual Teniente Ripley al uso. La historia goza de profundidad y se va desvelando poco a poco a medida que se juega hasta un desenlace final en el que se llega a derramar alguna que otra lágrima.

Pero el gran mérito de este juego es la ambientación, la capacidad de generar una atmósfera opresiva y mágica que hace que empatices desde el primer momento con la protagonista mas que en ningún otro juego de la época. La música está llena de composiciones orquestadas, sonidos escalofriantes y silencios opresivos. El apartado gráfico es austero pero acertado con una gama cromática amplia pero casi otoñal, que hace que desde el momento en el que bajas de tu nave para poner pie en Zebes no te quieras despegar del mando ante nada. Los enemigos de final de fase son imponentes, algunos ocupan varias pantallas llegando a su cénit con el Mother Brain que, en papel de enemigo final, nos regala una de las luchas mas épicas jamás vividas.

En una época en la que Nintendo creaba sagas geniales pero muy infantiles comandadas por Shigeru Miyamoto, Metroid mostraba que la compañía japonesa tambien podía firmar obras adultas, profundas, oscuras, que auguraban madurez en futuros productos de esta industria, abriendo el espectro de público que se concretaría en la generación posterior con Playstation.

Es curioso que con el tiempo y el cambio de batuta Metroid ha envejecido de manera sublime, pasando de las 2-D a las 3-D de una forma mas que digna en la subsaga Metroid Prime.

Super Metroid llegó a nuestros hogares a finales de 1994 en plena madurez de los 16 bits de Nintendo y es reconocida de forma unánime como una de las producciones mas sobresalientes de la Historia de los videojuegos. Hoy en día es mas que recomendable jugarlo ya sea en la máquina original como en emuladores o descargándola en la Consola Virtual de Wii. No os arrepentiréis. 

2 comentarios:

hatedpig dijo...

Super juegazo que envidiábamos muchísimo los segueros. Buena retrospectiva ^^ te añado a mi blogroll. Nos leemos y ánimo con el blog.

Holdy dijo...

Muchas gracias por el apoyo. Yo tambien sigo 16 Bits Generation, un blog necesario para recordar una de las etapas mas dorada de la historia de los videojuegos.

Lo dicho, nos leemos y un fuerte abrazo.