miércoles, 17 de junio de 2009

Mass Effect, una joya con aspecto de space opera

Mass EffectQue soy aficionado al cine no es ningún secreto, como ya ha comentado alguna vez Holdy aquí o en los foros de Mondopixel (además de en este, escribo y mantengo mi propio blog llamado "Vidas en Celuloide"). Quizá por ello, los juegos que recrean un ambiente cinematográfico (sin convertirse exageradamente en una pseudo-película que apenas deje jugar) suelen llamar poderosamente mi atención.

Tal es el caso de Mass Effect, otra joya de Bioware creadora de juegos tan conocidos como Baldur's Gate, Neverwinter Nights o Star Wars: Caballeros de la Antigua República (KOTOR para los amigos). Un juego de rol con ambientación de ópera espacial donde asumimos el papel del comandante Shepard, en un desesperado intento por salvar la galaxia de una amenaza desconocida tan antigua como letal -y no diré más, ya que no quiero destripar el interesantísimo argumento del juego-.


Mass Effect es solo la primera parte de una espectacular trilogía que, a diferencia de otras franquicias que son estiradas y estiradas hasta la nausea mientras sigan reportando pingües beneficios (como Resident Evil, Metal Gear, y tantas y tantas otras), ésta ha sido ideada y planificada desde el comienzo como una saga de tres partes. Y, donde en otros medios se trataría de novelas o películas (como ocurriera con El Señor de los Anillos), aquí tenemos, o mejor dicho tendremos, tres videojuegos cuya historia, conectada entre sí, relata(rá) una auténtica odisea espacial. Si las tres partes (de las cuales, la segunda está actualmente en desarrollo) serán protagonizadas por el mismo personaje principal, el Comandante Shepard, eso es algo que aún está por ver. En cualquier caso, una cosa está clara: viendo el mimo con el que la compañía Bioware trata cada una de sus obras -desde el aspecto técnico, pasando por la ambientación, y el propio guión de la trama-, es de prever que el resultado final pueda llegar a convertirse en una obra maestra del género. Y es que en este sentido, Bioware tampoco quiere dejar cabos sueltos. Por ello, ya ha anunciado que la segunda parte podrá utilizar una partida grabada de la anterior entrega para continuar la historia con el mismo personaje que usamos originalmente. Esto quiere decir que: mantendremos el aspecto (configurable), mantendremos las características y, quizá lo más importante, asumiremos las consecuencias de las decisiones que hayamos tomado en la primera entrega (que las hay, y muy serias). Todo ello con el objeto de crear la apasionante sensación que somos nosotros los auténticos protagonistas de la historia.

Y esa experiencia cinematográfica de la que hablaba en un principio, ¿donde está? Cuando en un juego resultan más divertidos los diálogos que los combates es que algo no funciona, o funciona demasiado bien. Y con Mass Effect tenemos el segundo caso: las escenas cinemáticas resultan una experiencia interactiva realmente interesante; nuestro personaje nunca abrirá la boca para decir lo que le plazca. Al menos, no sin nuestra supervisión. Es decir, siempre que nos toca hablar se nos da a elegir un concepto de pensamiento entre varios, asociado cada uno a opiniones distintas. La elección determina lo que nuestro personaje dice o hace, trasmitiendonos de este modo la sensación de que la historia avanza según nuestras decisiones. De que somos los directos responsables de las consecuencias de nuestras acciones.

Con una banda sonora de vértigo (que nada tiene que envidiar a la de una gran superproducción de Hollywood) que sirve de remache a un producto de lujo, Mass Effect es, en definitiva, uno de los juegos más divertidos, intensos y emocionantes que he tenido la oportunidad de disfrutar en los últimos años.

Y lo que queda.

3 comentarios:

Sephiroth dijo...

Para mí,el mejor juego en lo que va de generación,una auténtica obra maestra.

Anda que no tengo ganas de que salga ya el 2...xD

Por cierto,leí una entrevista en la que uno de los desarrolladores que trabajaron en ME decía que una de sus inspiraciones para crear el juego había sido "2001:una odisea en el espacio",la fantástica película de Kubrick.

Holdy dijo...

Tengo ganas de hincarle el diente desde hace tiempo, sí señor, a ver si me pongo a ello...

JM dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices y verdaderamente es uno de los juegos que más me ha enganchado últimamente. Te atrapa de principio a fin metiéndote en una atmósfera increíble. En mi caso, justo después de terminarlo por primera vez, empecé una segunda partida para completar todas las misiones secundarias y retos. Además tenía gran curiosidad por probar todas las opciones que dan los comentarios del protagonista, como bien has comentado.

En resumidas cuentas, UN GRAN JUEGO (con mayúsculas), del que espero pronto empezar con la 2ª parte...