miércoles, 22 de julio de 2009

Canon: racing games (I)

A la hora de mostrar públicamente este canon debo hacer una aclaración fundamental: es una guía en forma de reflexión subjetiva sobre el género, absolutamente alejada de academizaciones o imposición de criterios. Totalmente sujeta a mi experiencia personal, es mas, exclusivamente sujeta a ella.

Tras este sucinto preámbulo paso a exponerles el artículo en sí:

En el mundo de los videojuegos, igual que en otras manifestaciones culturales podemos encontrar las obras agrupadas en géneros que a la vez se acaban subdividiendo hasta el infinito. El género del que me dispongo a hablarles son los juegos de conducción o racing-games.

Género-como casi todos- procedente de los arcades, ha estado siempre presente en el sector desde que Atari lanzara en 1974 el casi jurásico Game Trak 10. Pero lo cierto es que, a diferencia de otros géneros como las plataformas, los racing games han sido tremendamente beneficiados por la tecnología en su paso a las 3-D. Los modelados casi reales de coches y circuitos y las físicas extraordinariamente implementadas a una jugabilidad apoyada en periféricos cada vez mas inmersivos han logrado trasladar al sillón de nuestras casas experiencias al volante dificilmente ejecutables en el mundo real.

La subdivisión que he aplicado en este canon -mostrando tres referentes por cada una de ellas- es la siguiente:

- Simulación: juegos fundamentalmente basados en la conducción en circuito en el que se aplican físicas en el gameplay lo mas realistas posibles.

- Rally: obviamente basados en esta disciplina del motor, ya sea bajo el auspicio de la licencia oficial del WRC -campeonato mundial de rallies- o fuera de ella.

- Fórmula 1: juegos de esta disciplina ha habido siempre pero es mucho mayor la acogida en nuestro país a partir de las grandes gestas de Alonso.

- Arcade: juegos de conducción en que la legitimidad con lo real es mero accesorio. Prima la diversión sobre la simulación.

- Tuning: películas como The Fast and the Furious han hecho de este un género mas que explotado en los últimos años dejando enormes beneficios en sus productoras. Mujeres explosivas, velocidad al límite-y fuera de él- de lo legal, testosterona y música de calle-hip hop, rap, funky...- como excusa para convertir tu vehículo en una nave espacial.

- Naves: en este caso si que se conducen futuristas naves casi siempre al ritmo de la mejor música electrónica.

- Motos: tanto los juegos auspiciados bajo la licencia de Moto Gp como cualquier otro basado en estos vehículos de dos ruedas.

- Karts: con tradición que viene de lejos, conducción fundamentalmente arcade de estos pequeños vehículos.

- Coin-up: aquellos juegos procedentes directamente de los salones recreativos en los tiempos en que una moneda de cinco duros-o de veinte- te podía poner al volante de máquinas como un Ferrari Testarossa.

- Perspectiva aérea/ isométrica: perspectiva muy usada en algunos juegos con espíritu generalmente arcade principalmente de la época de los 8/ 16 bits.

- Otros: todos aquellos juegos en los que prima la conducción sin tener que ser exclusivamente de competición con vehículos.

En esta primera entrega haré referencia a las tres primeras categorías.

Simulación:

El mejor: Gran Turismo 4 (Ps2):



Tengo que aclarar antes de nada que este canon se basa casi en su totalidad en juegos de consola. Hay obras enormes en simulación en Pc pero debo ser honesto y no las puedo contemplar en este artículo ya que no las he jugado. Una vez aclarado esto debo decir que la creación de Kazunori Yamauchi y todo el equipo de Polyphony Digital merece este título por muchas razones. 50 circuitos, mas de 700 coches, una OST con mas de 100 temas, infinidad de competiciones de todo tipo y cientos de horas para sacarle todo el partido ya deberían ser argumentos para tener muy en cuenta. Pero lo verdaderamente apasionante es jugarlo. Los tres primeros Gran Turismos son igualmente grandes obras-aunque me gustan especialmente los pares, el 2 y el 4- pero el último creado para la Playstation 2 es sublime. Al principio da la sensación de estar viendo piedras preciosas que corren en entornos reales al unísono, culpa en gran parte de la no existencia de daños reales en los vehículos y de una inteligencia artificial no tan inteligente, pero cuando vas mas allá y le dedicas un tiempo al juego se puede acabar convirtiendo en obsesión. Si llegas a las 25 horas de juego te atrapará para siempre, y creanme si les digo que habrá merecido la pena.

Menciones especiales: Forza Motorsport 2 (Xbox 360) y Gran Turismo 2 (Psx):

El título de Microsoft Game Studios me parece extraordinario en cuanto a inteligencia artificial de los rivales. Estos no se limitarán a tomar la mejor trazada en cada curva sino que te taparán todo hueco posible al intentar adelantarles y demas maniobras que producen una enorme inmersión muy apropiada en un género como este. El gameplay está muy mejorado respecto al primero de la saga y las opciones de configuración-incluso en tuning- son simplemente infinitas. Solo tiene en su contra una cantidad pequeña de circuitos-menos de 20- que en un título de estas características acaba siendo un lastre en cuanto a variedad y diversión.

Por otro lado el segundo de la saga de Poliphony mostró en Playstation un potencial inusitado para esta máquina. La variedad de modos de juego, competiciones y vehículos lo encumbraron como el mejor de su generación.

Rally:

El mejor: Colin McRae 2005 (Xbox):



Me gustan muchísimo los juegos de rallies. Eso de hacer el cabra con un vehículo de 300 CV me pone, qué quieren que les diga, pero hay una saga que me gusta por encima de las demas. La creación de Codemasters bajo el auspicio del malogrado Colin McRae ha ido superándose a sí misma título tras título desde su primera aparición en Playstation. Ya en Playstation 2, Xbox y Pc logró su cenit jugable y visual con la cuarta entrega que es un auténtico ejemplo para el género. La elección de la versión 2005 es por ser tan buena como la anterior aportando nuevos modos de juego, mas coches y un rally extra-el de Alemania- He disfrutado en profundidad las versiones de Playstation 2, Psp y Xbox pero la última por tener todo lo que las otras con un apartado visual mucho mas logrado es mi favorita.

Decir tambien que ese hijo póstumo llamado Dirt lleno de vehículos sin peso ni centro de gravedad-tipo los de la saga WRC-para un servidor dista mucho de ser un Colin McRae.

Menciones especiales: Richard Burns Rally (Xbox) y Rallisport Challenge 2 (Xbox):

La elección de la versión de Xbox en los títulos multiplataforma de la anterior generación suele ir justificada por un apartado gráfico superior al de la máquina de Sony.

El caso del Richard Burns Rally es bastante singular. El título creado por Sci Games en 2004 pretendía ofrecer una simulación pura y exigente de esta disciplina automovilística. El resultado no es enorme por números-solo 7 rallies y pocos coches- ni por apariencia ya que el motor gráfico que pretendía ser fotorrealista lucía bastante inferior a sus rivales de generación, sino por un gameplay cabrón como pocos que al dominarlo resultaba tremendamente estimulante. Probablemente el juego de rallies mas real jamás hecho. Lo que pretendía ser una nueva-y probablemente por los resultados enorme- saga se vió avocada a la desaparición tras el triste fallecimiento del campeón mundial de rallies británico el año siguiente-2005-. Una auténtica pena en todos los sentidos.

Por otro lado el acercamiento que ofrece a este mundillo el título de Microsoft Game Studios es mucho mas arcade y espectacular, con carreras mas allá de la típica lucha contra el crono y con un apartado gráfico que para sí lo querrían muchos títulos actuales. Como anécdota me parece uno de los juegos de conducción que mejor uso hace de la vibración del mando.

Fórmula 1:

El mejor: Formula One Championship Edition (Ps3):



Este es uno de los géneros con mas muestras en su haber desde hace décadas. La elección del título del Studio Liverpool de Sony para Playstation 3 radica en una gran versatilidad en el gameplay y un apartado gráfico cercano a la competición real. Algo desfasado hoy día a nivel de licencia ya que representa el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de la FIA de 2006 está en el mundo de los videojuegos absolutamente vigente ya que no existe otro referente con la licencia oficial desde entonces. Sony perdió la licencia que tenía de 5 años en 2006 y tras mucho papeleo parece que en este año por fin tendremos otro título de esta disciplina aunque en manos de Codemasters. Hasta entonces el título de Sony sigue siendo sobre todo muy divertido, completo y con un online extraordinario.

Menciones especiales: F-1 World Grand Prix (Nintendo 64) y Nigel Mansell´s World Championship (Super Nintendo):

Los juegos de conducción nunca se han prodigado excesivamente en las consolas de Nintendo pero aquí vamos a ver dos excepciones a la regla. En 1998 Paradigm Entertainment sorprendía a propios y extraños con un completo simulador de F1 para los 64 bits de Nintendo. Revolucionario para la época a nivel gráfico y con un apartado jugable exigente y realista pudimos disfrutar de un gran racing game con mas CV que los de un pobre kart.

Pero mas alucinante aún es que 5 años antes el estudio de programación Gremlin nos ofreciera un enorme título para la Super Nintendo con la licencia de la FIA y el campeón del mundo Nigel Mansell. Un bizarro motor gráfico basado en reescalado de sprites-nada de polígonos ni hostias- nos acercaba de forma colorida y bastante creíble en su momento a la competición del motor por excelencia sin escatimar en circuitos-nada menos que 16-, efectos atmosféricos, rutina 3-D de la carretera y amparado por un gameplay exquisito que se hace divertido incluso a día de hoy.

Espero que les haya gustado, en breve la segunda entrega.

¡Un veloz saludo!

1 comentario:

Luis Alis dijo...

GT4 para PS2 es un indiscutible. A mí también me priva.

Ahora empezarán los de siempre, GT aburre, tal, no tiene daños, cual. ¡Pesaos!