viernes, 31 de julio de 2009

Canon: racing games (II)

En esta segunda entrega del canon analizaré los -para mí- mejores exponentes de tres subgéneros muy dispares: arcade, tuning y naves.

Al decir arcade me refiero fundamentalmente a títulos de consola, porque los auténticos arcades los trataré en la próxima entrega en el apartado de coin-up.

Arcade:

El mejor: Project Gotham Racing 4 (Xbox 360):



Bizarre Creations lleva años con una saga automovilistica con estilo y carácter propios. Todo empezó en la primavera del 2000 en la última consola de Sega, la añorada Dreamcast. El estudio británico propuso una forma de competir diferente, con todo tipo de vehículos en las calles de algunas de las ciudades mas importantes del mundo trasladadas a un entorno virtual fotorrealista. Tras la prematura desaparición de la 128 bits de Sega la saga pasó a llamarse Project Gotham Racing y tuvo su bautismo de fuego en la primera consola de Microsoft: la Xbox. Un título lanzado con prisas, que apenas pudo demostrar su calidad, pasó desapercibido hasta la salida de su secuela en 2003: Project Gotham Racing 2 que con mas de 100 vehículos disponibles y 9 ciudades en las que competir mostró al mundo la capacidad de una consola que pasó casi tan desapercibida como la que acogió el comienzo de la saga. 


 Y de vuelta a la inauguración de una nueva consola de Microsoft, la tercera parte de la saga se convertiría en poco mas que una demo técnica para mostrar en pantallas Lcd de alta definición lo que a finales de 2005 solo podía hacer la Xbox 360.

Pero no sería hasta 2007 que la saga conseguiría su definitiva madurez. Avalado por un sistema de "kudos" original de la saga, basa su sello distintivo en correr no solo mas rápido sino tambien con mas estilo. Todo tipo de pruebas, desde carreras o contrarrelojs a otras menos comunes como sortear conos o parar el crono haciendo maniobras especiales dotan a este juego de un dinamismo y variedad poco comunes. Una banda sonora muy variada y un apartado gráfico sublime -a pesar de correr a tan solo 30 Fps- con los mejores efectos climáticos vistos jamas en videojuego alguno hacen de este el mejor título de conducción de la presente generación al menos hasta la próxima llegada de mounstruos como Forza 3 o Gran Turismo 5. Una recomendación: a estas alturas los fans de la conducción estarán hartos de correr los casi 21 kilómetros del mítico Nürburgring Nordschleife en títulos como Gran Turismo 4 o Forza 2. Por favor, corran este circuito nevando en PGR 4 y olvídense de todo lo que han visto sus ojos hasta ahora.

Menciones especiales: Out Run 2006 Coast 2 Coast (Xbox) y Burnout 3 Takedown (Playstation 2):

Decir Out Run en este género es quitarse el sombrero por principios. El mítico arcade de Sega encontró en 2003 una sobresaliente puesta al día que resultaría casi inigualable en su posterior actualización de 2006. Sumo Digital puso en nuestras manos los mejores Ferraris -licenciados- para correr contra el crono en 30 bellísimos circuitos al son de la mítica Magical Sound Shower entre otras melodías inolvidables. Trasladar esta máquina al hardware de Xbox fue relativamente sencillo debido a la similitud con la placa original. El juego tambien tendría unos sobresalientes ports en Ps2 y Psp aunque en ningún caso tan espectaculares como la versión de la máquina de Microsoft. Actualmente se ha hecho una versión algo capada para descarga tanto en Ps Store como en Xbox Live.

En 2002 los muchachos de Criterion Games lanzan una recreativa llamada Burnout que mostraría una nueva y alocada forma de divertirse al volante de unos coches ficticios. Fue portada a Playstation 2 de una forma mas que satisfactoria y posteriormente reinventada en todos los aspectos en su espectacular secuela. Pero la que para mí es la mejor de todas las entregas de esta prolífica saga sería la tercera -subtitulada Takedown- en la que la franquicia cambia de manos en la distribución, de Acclaim a Electronic Arts, aportando estos últimos algunos de los mejores grafistas procedentes de la saga Need for Speed para dotar al título de la personalidad y espectacularidad que le han definido hasta el día de hoy. La banda sonora -como es común en títulos de EA- pasa a estar formada por temas licenciados con una base rockera muy apropiada para la saga. Un título donde darse la hostia mas bestia está premiado, insultantemente adrenalítico, impactante, BRUTAL.

Tuning:

El mejor: Need for Speed Underground (Playstation 2):



La longeva saga Need for Speed que debutaría en 1994 con una sobresaliente entrega para ese extraño y olvidado sistema llamado 3DO se caracterizó en sus primeros años por ofrecer una supuesta simulación de conducción en carretera. Despues de multiples entregas y tras 10 años en el mercado dio un giro radical convirtiéndose en abanderada del fenómeno tuning con el título que nos ocupa: Need for Speed Underground. Y, ¿por qué es el mejor de la saga? Por ser el primero, o el mas completo, o el mas grande...En absoluto. El título con los años ha sido varias veces mejorado -aunque ultimamente la saga va de cagarro en cagarro- pero solo esa primera vez que nos pusimos al volante de unos vehículos que tras las trabajadas modificaciones sentíamos como propios, únicos e irrepetibles, nos dimos cuenta que correr por la noche sobre un asfalto mojado a traves de las luces de una ciudad imposible se convertiría en pasión, obsesión y locura. Como apunte decir que posee tambien la mejor banda sonora de un título de estas características.

Menciones especiales: Need for Speed Most Wanted (Xbox 360) y Midnight Club 3 Dub Edition Remix (Playstation 2):

Aunque la versión de Ps2 de Need for Speed Most Wanted es quizas uno de los 5 peores títulos de la consola de Sony debido a un port imperdonable, la versión que nos ocupa nos hizo sentir de nuevo la adrenalina al volante de coches cargados con óxido nitroso. Esta versión de la saga implementó un nuevo aliciente -que ya aparecía en el genial Need for Speed Hot Pursuit 2- que fueron las persecuciones policiales, mejor dicho, las jodidamente difíciles persecuciones policiales que en las últimas carreras se convertían en auténtica pesadilla. Un título mas que recomendable.

Rockstar, maestros en hacer videojuegos políticamente incorrectos, han aportado en los últimos años algunos de los títulos mas frescos, originales y desenfadados del mercado. Obviamente se tenían que hacer eco del mundo del tuning y las carreras ilegales ofreciendo como alternativa a la saga Need for Speed unos títulos con mayor libertad en la conducción y la aparición de ciudades reales -aunque con un aspecto nada realista- . Esta entrega para Ps2 es probablemente la mas completa y divertida de la saga.

Naves:

El mejor: F-Zero Maximun Velocity (Game Boy Advance):



A mas de uno le sorprenderá esta elección pero para ello está el análisis que viene a continuación:

La saga F-Zero que debutó con la salida al mercado de la flamante Super Nintendo a finales de 1990 -en Japón- se convirtió rápidamente en referencia obligada de un género tan original como vertiginoso. Aprovechando el chip gráfico de la 16 bits de Nintendo y su famoso Modo 7 nos ofreció carreras futuristas a bordo de unas increíbles naves de competición. Pero no fue hasta que en 2001 Nintendo lanzara su portátil heredera del buen hacer de antaño que la saga tocara su punto mas álgido. Aunque las versiones poligonales en 3-D aparecidas en Nintendo 64 y Game Cube sean dignas de mención la versión de GBA eleva al clásico en todos sus aspectos hasta tocar límites nunca vistos. Por modos de juego, uso estraordinario del Modo 7 que le va a la saga como anillo al dedo, variedad de competiciones y una dificultad mas ponderada que nunca hacen de este título un absoluto imprescindible para la portátil y un nuevo clásico reinventado.

Menciones especiales: Wipeout HD (Playstation 3) y F-Zero (Super Nintendo):

Nunca he sido un fan de la saga de Psygnosis aunque uno a estas alturas sabe valorar una buena obra en cuanto se pone en manos de ella. Marcada como uno de los buques insignia de la primera Playstation ofreció desde un principio una conducción suave y elegante de futuristas naves al ritmo de la mejor música electrónica -para profundizar en esto último recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de Dr Boiffard en Mondo Píxel V.2 -. Pero tengo que decir que su última entrega, solo disponible en formato descarga para la Ps3 a través de Ps Store, me ha cautivado. Unos circuitos de una belleza imponente, mas naves y modos de juego que nunca, buena música sello de la saga y un apartado gráfico espectacular- que mueve auténticos 1080p a 60 Fps, aunque, todo hay que decirlo, con unas texturas algo planas- han convencido y convencerán a cualquiera que se ponga ante la pantalla. Eso sí, recomiendo gastarse los 10 € de la expansión Wipeout Fury para disfrutarlo en toda su magnitud.

Y del juego de Nintendo para su potente "Cerebro de la Bestia" poco mas puedo decir, un clásico imperecedero al que tan solo le separa del trono del género una mayor variedad y profundidad en los modos de juego que lastran a la postre su jugabilidad. Aún así jamas olvidaré la primera vez que me puse a los mandos de mi Blue Falcon por las electrizantes autopistas de Mute City...

En breve la tercera entrega del canon.

11 comentarios:

John Tones dijo...

F-Zero: ese Wipeout PARA MARICAS. :p

Holdy dijo...

Será c...!!! ;) Muy grande F-Zero leñe!

Luis Alis dijo...

Y Ridge Racer, ¿dónde lo metemos?. Porque si no lo metemos en arcade... no se dónde lo vamos a meter.

Holdy dijo...

Ningún Ridge Racer de consola me parece superior a los tres arcades que he anotado ni siquiera los que son para mí los dos mejores, el Type 4 de Psx y el RR de Psp.

Eso sí, aún no hemos llegado a hablar de las mejores coin up...

Luis Alis dijo...

Yo veo injusto comparar Metropolis Street Racer y Ridge Racer. No creo que estén en la misma categoría de juegos de carreras. RR tiene coches fantásticos y se centra más en las sensaciones al conducir. En muchos aspectos se parece más a Wipeout que a otra cosa. El otro lleva coches reales con licencia y un motor de física que calcula cosas como adherencia de neumáticos y cantidad correspondiente de humo en las frenadas. Para mí MSR y Gotham tienen más puntos en común con la simulación que con la conducción arcade.

Holdy dijo...

Es decir, para usted PGR4 es un juego de simulación y Ridge Racer uno de naves XDDD

Perdone que me lo tome a guasa, intentaré ponerme serio:

NO COMPARTO SU OPINIÓN.

Luis Alis dijo...

Ya sé que no compartes mi opinión, pero tampoco es correcto tergiversar. Lo de la guasa me da igual, no te disculpes.

Yo no he dicho que Ridge Racer sea de naves. He dicho que en muchos aspectos se parece a Wipeout más que a otros juegos de carreras.

Me refiero concretamente al drift en las curvas, que no tiene que ver con nada relacionado a la física convencional, sino a un sistema propio que hay que dominar para llegar a ser bueno en el juego y que pretende transmitir un tipo de emoción relacionada con la velocidad a la que se pueden negociar las curvas que no tiene nada que ver con la realidad. Este es el aspecto que yo creo se parece más a Wipeout (Wipeout es mucho más difícil que Ridge Racer, por cierto).

Por supuesto, Ridge Racer se centra en la sensación y la intensidad de la experiencia porque que se diseñó originariamente para los arcades, y sólo por este aspecto creo que debería ser al menos considerado como mención, sobre todo si lo que estás intentando crear es un canon y no una paja mental tuya sobre los juegos que te gustan por las razones que te salen de los cojones.

Sé de buena tinta que MSR, al que jugué bastante en Dreamcast, tenía sobre todo aspiraciones de simulador. El ejemplo que he puesto sobre el motor de física es uno de los más importantes que recuerdo. Las licencias de los coches también ilustran la intención realista. Y por lo poco que he jugado a Gotham, el legado no cambia mucho. Por supuesto, hay aspectos muy festivos como el tema de los kudos, pero no creo que se pueda catalogar como el mejor juego de carreras de arcade sólo por eso, cuando hay tantos elementos que pretenden sobre todo incrementar el realismo a la hora de conducir.

Holdy dijo...

Ridge Racer tiene en común con Wipeout todo lo que los hace arcade a ambos, en eso estamos de acuerdo, obviamente no hay juegos de naves que pretendan la simulación simplemente porque este tipo de vehículos no existe. Si no he incluído los juegos de naves en este apartado -arcade- es porque me parece un subgénero con suficiente entidad propia como para dedicarle un espacio aparte.

Ridge Racer no está entre los 3 mejores arcades de consola para mí simplemente porque considero que hay varios mejores. Un juego con solo 4 circuitos y sus espejos -que no son mas que una prolongación de un mismo circuito único- y mas bugs gráficos que los últimos Pro Evolution Soccer no merece estar en esta lista. Ni siquiera he metido el genial RR Type 4 o el RR de Psp porque aún siendo geniales considero que están por debajo de los otros que he apuntado. Y desde luego en lo de poner los juegos que me salgan de los cojones veo que por fin lo coges: es mi canon subjetivo basado en la experiencia de jugar y requetejugar mas de 150 videojuegos de este género. Tu te atreves a dar lecciones y no has jugado ni siquiera a los que te atreves a censurar.

Por otro lado el juego elegido como mejor arcade ha sido PGR 4, no MSR. Y por lo que dices me da la impresión que hablas de él sin tener ni puta idea ni haberlo jugado. Un juego que tiene unas motos sin peso que las levantas en un caballito sin problemas, unas físicas para los coches que hacen que parezca que estos van sobre raíles y unas competiciones que incluyen disciplinas como por ejemplo ganar una carrera parando el crono cada vez que haces una cabriola con el coche a mí me parece un arcade. Si tienes la oportunidad de jugarlo te aconsejo que recorras el circuito de Nürburgring Nordsleife con el mismo coche en PGR4 y luego lo hagas en GT4 o FM2. Si te ofrecen las mismas sensaciones vienes y me lo cuentas.

Luis Alis dijo...

Vale, gracias por la recomendación. Perdón si he aparentado venir de profe, nada más lejos de mi intención. Sólo he querido explicar mi punto de vista, nada más.

En efecto, no he jugado a GPR 4 así que le voy a pegar un par de vueltas en cuanto tenga ocasión.

Holdy dijo...

Harías muy bien, es una joya de juego y encima ahora lo puedes conseguir bastante barato.

No pasa nada, no es que hayas venido de profe, aquí tienen cabida todas las opiniones siempre que vayan acompañadas de respeto y criterio. Te invito a que sigas pasando por el blog porque el hecho de intercambiar impresiones nos enriquece a todos.

Un saludo!

epita-kun dijo...

No se mucho sobre juegos de carreras, pero francamente si hay que elegir de f-zero (mi saga favorita del genero) el maximun velocity seria el ultimo que escogería.