viernes, 16 de octubre de 2009

Garou Densetsu Special: lo mejor de la lucha en 2-D según SNK

Desde que en 1991 Capcom nos entregara esa joya de la lucha llamada Street Fighter II muchas compañías se dedicaron a intentar arrebatarle la hegemonía en los recreativos a toda costa. Pero una compañía sobresalió por encima de todas: SNK.

Muchas son las sagas de lucha en 2-D que salieron de las expertas manos de estos maestros del dibujo y la animación con sprites, una forma artesanal de crear unos videojuegos que rayaban la perfección. Quién no ha jugado a algún Art of Fighting, World Heroes, Samurai Spirits, The King of Fighters o, la saga a la que pertenece el título que nos ocupa, Garou Densetsu, conocida por estos lares como Fatal Fury.

Pero de entre todos estos videojuegos privilegiados hay uno que, para mí, destaca por encima de todos: Garou Densetsu Special. Lanzado en 1993, fue una ampliación del anterior Garou Densetsu 2, añadiendo nuevos luchadores y escenarios que mejoraron lo inmejorable. Lo que me parece mas admirable de esta saga es que, aún bebiendo del juego de Capcom, aporta novedades jugables muy importantes como el uso de los dos planos de juego o unos golpes especiales no tan calcados a Ha-Do-Kens, Sho-Ryu-Kens y demás parafernalia.

Además, la enorme potencia con que contaban estos juegos para la época –la versión para Neo Geo AES de esta obra poseía la nada despreciable cifra de 150 megas contra los 20 del Street Fighter II Turbo de Super Nintendo- hacía que cada escenario, cada luchador ofreciera calidad en cada detalle, en cada píxel. Escenarios con scroll lateral como el de Terry, Andy o Mai Shiranui, la profundidad de otros como el de Joe Highasi o el de Tung Fu Rue, la genial ambientación oriental del de Cheng Shinzan, la niebla frente al Tower Bridge del escenario londinense de Billy Kane, la plaza de toros de Barcelona que da cobijo a Laurence Blood, escenarios interactivos como el del torero español o Yubei Yamada, el espectacular cielo en movimiento en la pelea ante Geese Howard o –y sobre todo- en la pelea mas espectacular jamás vivida en un videojuego de estas características, la catedral gótica que sirve de escenario final del juego, en la que acompañados por una exquisita música clásica, nos enfrentaremos a un rival con tanto carisma como contundencia, un enemigo digno de este periplo, un gigante teutón llamado Wolfgang Krauser que redefine el concepto de final-boss y lo eleva a la enésima potencia.

Son quince los enfrentamientos, quince los escenarios y quince los luchadores seleccionables. A pesar de una dificultad más que ajustada, con seis niveles elegibles en la versión doméstica, conseguir el título de campeón exigirá lo mejor de cada uno, aunque eso sí, será un absoluto placer intentarlo.


Las melodías son evocadoras, excelentes, en algunos casos sublimes, los escenarios cambian de aspecto-condición en cada round, las múltiples digitalizaciones de voz que dan vida a estos titanes son variadas y contundentes y los golpes duelen de verdad con solo oirlos.


Garou Densetsu Special es una muestra de lo que unos pocos individuos con una creatividad y capacidad de diseño enormes podían conseguir a base de trabajar con pasión por el dibujo y la animación de cada personaje, cada detalle, cada composición, de hacer de los videojuegos un arte con mayúsculas en una época en la que no gozaban de un soporte económico como hoy día. Es imposible hacer algo tan bello con polígonos texturizados. Es, simplemente, otra cosa.

Para terminar me gustaría reseñar el enorme trabajo que llevó a cabo la genial Takara en la conversión para la Super Nintendo japonesa –ya que la versión europea llegó capada con cuatro luchadores/escenarios menos- por lograr, con una potencia de hardware y software muchísimo más limitada, un producto sobresaliente, solo decepcionante en el apartado musical.

Aunque poseer el Rolls Royce de las consolas –lease Neo Geo AES- debería ser una obligación para todo apasionado a los videojuegos, quiero decir que también es posible acercarse a esta obra de una forma muy correcta y económica a través del recopilatorio para Playstation 2 Fatal Fury Battle Archives V.1 o por descarga directa en Xbox Live Arcade.



Este artículo también podéis leerlo aquí.

1 comentario:

Raúl Carrasco dijo...

No soy ni he sido nunca especialmente aficionado a los juegos de lucha (de hecho, normalmente me aburren). Pero coincido contigo en tu opinión: es el máximo exponente después del clásico Street Fighter 2.