domingo, 8 de noviembre de 2009

Open Arsgames / Mondo Píxel (6)

Último Open del año. Buenísimas vibraciones que ponen broche de oro a un proyecto cada vez mejor estructurado y con un grupo humano extraordinario a cargo de él.

Programa:

(level 1): Jugando en tiempos de crisis.


El videojuego puede ser entendido como una herramienta narrativa y como un simulador de la realidad, además de ser útil para la visualización de datos, tal y como demuestra el colectivo Derivart con sus trabajos. Mar Canet, miembro de Derivart, repasará el nacimiento de sus proyectos más destacados, en los que relacionan los videojuegos y el mundo de las finanzas desde una perspectiva artística. Entre el que destaca, el último proyecto de Derivart en colaboración con David Pello, un serie de tres juegos en cartuchos para la GameBoy original llamado Gamebroker.

Mar Canet es desarrollador de videojuegos y diseñador. En la actualidad reside en Linz (Austria) donde trabaja para Futurelab - Ars Electronica desarrollando instalaciones interactivas y estudia el master Interface Culture de la universidad de arte y diseño de Linz.

(level 2): Gaming the System: cómo los videojuegos pueden enseñarnos a diseñar sistemas interactivos “virtuosos”.

Cualquier sistema complejo en el que intervenga la voluntad humana incorpora una serie de incentivos, sean implícitos o explícitos, que dirigen las acciones de los individuos hacia el deseado objetivo común. Con la mirada puesta en distintas métricas o baremos objetivos, los participantes pueden entregarse a comportamientos viciados y contrarios a los fines del sistema. La inflación de artículos basura para subir puestos en el índice de citas académicas y las “granjas de enlaces” para ganar puestos en el listado de resultados de Google son sólo dos ejemplos de este comportamiento trasladado a los ámbitos científico y digital.

Las redes sociales organizadas en torno a los servicios de videojuegos en red nos proveen de ejemplos de cómo alinear los intereses de los participantes con los intereses de los diseñadores del sistema. Cada vez más sitios web como Stack Overflow o Foursquare utilizan los sistemas de microrecompensas heredados de las redes de juegos de Sony, Microsoft y Nintendo para generar “círculos virtuosos” e los que los comportamientos individuales añadan al disfrute común. Al igual que los juegos multijugadores masivos llevan ya tiempo contratando a economistas para gestionar las finanzas no tan virtuales de sus mundos imaginarios, los diseñadores de sistemas interactivos (alias “sitios web”) tendrán cada vez más que recurrir a especialistas de interacción cuyo trabajo será indistinguible de los diseñadores de videojuegos.

Los proyectos periodísticos en la red, enfrentados como están al riesgo y la oportunidad que supone la participación masiva de su “antigua audiencia”, son principales candidatos a recibir un tratamiento ludológico que promueva los efectos virtuosos y desincentive los efectos nocivos de su conversación con el público.

Javier Candeira (León, 1966) es investigador cultural, periodista y educador en la intersección entre la tecnología, la política y el arte. Es co-fundador y editor de Barrapunto, el sitio web pionero en noticias sobre política digital y software libre, imparte la asignatura de “Introducción al software libre” en el máster del mismo nombre de la Universitat Oberta de Catalunya, y es uno de los organizadores de los capítulos de Madrid y Melbourne de Dorkbot, la red internacional de encuentros de arte y tecnología para “gente que hace cosas raras con electricidad”.

Como investigador y teórico en videojuegos ha impartido clases en el Master de Interfaces de la Escola Elisava de Barcelona, además de haber comisariado las exposiciones Videojuegos: el estado del arte y “Ocho por Ocho” para Art Futura. Su videojuego-pinball “El rei de la casa” (en colaboración con Mauro Entrialgo) se expuso en 2007 durante la muestra del mismo nombre en el Palau de la Virreina en Barcelona. Actualmente es comisario de las exposiciones del programa “Estación Futuro” en Intermediae Matadero, Madrid.

(level 3): Después amenizaremos con un concierto del grupo ADDSENSOR.

addSensor audiovisual net-platform / netlabel ++sensor _ detecta manifestaciones de energía. add sensor es la unión de 3 sensores (M.Lastra, Daoun y Angel Galán) en busca de manifestaciones de energía.

Crónica:

Comenzó este Open con la sensación general de que se cocía algo grande y así fue:

Comenzó el espectáculo un afable Mar Canet desde Austria vía streaming para contarnos sus últimos trabajos y proyectos a través de su grupo derivart. Cómo aplicar al trabajo la acción de jugar como mejora en el ámbito laboral y apertura del mundo del videojuego a prácticas que no se consideran intrínsecas al mismo. Especialmente volcado en el mundo de las finanzas nos presentó su revolucionario trabajo en formato cartucho de la Game Boy original en el que acercan al usuario a la actual situación de crisis global mediante un trivial sobre las crisis económicas vividas en nuestro país en las últimas tres décadas. Lo más interesante me pareció el hecho de que tienen la capacidad de crear software propio en este formato, cosa que, a los que somos amantes de lo retro, nos pareció una estupenda forma de reutilizar estos sistemas de la manera más productiva posible.

En el segundo acto del día un enorme Javier Candeira nos regaló una de las mejores conferencias disfrutadas en estos encuentros mensuales. Por "gaming the system" se entiende la forma en que se enfrentan muchas personas a los entornos virtuales, redes sociales y demás parafernalia en beneficio propio y perjuicio del sistema amparado en el éticamente incorrecto uso de las leyes propias de este tipo de sitios. En respuesta a estas prácticas nace el ingenio de unos cuantos dispuestos a enfrentarse a estos "personajes" con sus mismas reglas, convirtiendo en atractivo el uso correcto de los medios sociales en la red o fuera de ella.

Para terminar, concierto electrónico a cargo de Addsensor mientras dábamos buena cuenta de una estupenda fondue de chocolate y frutas regada con un vino dulce al que llegué demasiado tarde.

De la fiesta de después, como debe ser, no hablo, solo puedo decir que la compañía y el ambiente no pudieron ser mejores. Un fuerte abrazo a todos/-as.

No hay comentarios: