viernes, 6 de noviembre de 2009

Small Worlds: belleza pixelada

Hace unos días, gracias al artículo del compañero John Tones en su nuevo blog, tuve acceso a una de esas experiencias lúdicas que no te pueden dejar indiferente: hablo de Small Worlds.


Se trata de una pequeña obra maestra en formato flash de cortísima duración, firmada por David Shute, que muestra una exquisitez extrema en cada laberíntico escenario, en cada tímida melodía que envuelve cada uno de estos micro universos en los que la labor del jugador es tan simple como primitiva, explorar el entorno, convirtiendo este breve viaje en una regresión a la infancia, una vuelta a los orígenes, el sentido de la maravilla encerrado en la mínima expresión.


Podéis y debéis jugarlo aquí.


No hay comentarios: