viernes, 12 de marzo de 2010

El argumento en los videojuegos

Como aficionado a los videojuegos desde hace muchísimos años, siempre me ha gustado que el juego que experimento y disfruto tenga algo que decirme, algo que me llene, algo que contarme. Una historia que poder aprender, vivir y recordar. ¿Ayuda esto a hacer grande a un juego o es solo algo accesorio e innecesario?

Imagino que la respuesta va en cuestión de gustos y opiniones. La mía -que no tiene ni mucho menos que ser la verdadera, si es que existe la respuesta verdadera- la tengo clara. Y esta opinión, además, me vale de muchas y enriquecedoras discusiones e intercambios de ideas con mi amigo y compañero de blog Holdy, que opina de manera diametralmente opuesta a la mía. Donde yo veo algo imprescindible que hace de un videojuego algo más que un entretenido pasatiempo, Holdy ve un mero complemento al gameplay, que es lo que realmente define y dicta el medio.

Si bien ambas opiniones son perfectamente cuestionables y respetables, lo que me ha movido a escribir este post es un artículo que he leído en otro blog de un gamer que opina de forma similar. Me alegra ver que mi perspectiva es compartida por otros aficionados -empezaba a pensar que era un bicho raro-, y que esto pueda generar un sano e interesante debate.

¿Qué opináis vosotros?

No hay comentarios: