lunes, 17 de mayo de 2010

Erotismo y videojuegos: calentando la pantalla (II)

Atención: Este artículo incluye contenido destinado al público adulto. Si tú no lo eres no deberías estar leyendo esto.


Aunque el objetivo original de esta segunda entrega de Erotismo y Videojuegos era continuar cronológicamente el punto donde lo dejé en la primera parte, creo que es honesto y justo comenzar mencionando algunos juegos antiguos que se quedaron en el tintero y que he descubierto mientras buscaba documentación para esta nueva entrega. En este sentido, cabe señalar que Custer's Revenge no fue el único juego erótico que vio la luz para la consola Atari 2600. La compañía Mystique -creadora de dicho título- publicaría también en 1982 otros títulos como Bachelor Party (Despedida de Soltero en español) o Beat 'em and Eat 'em. El primero es básicamente una versión picante de Breakout, el antecesor del famoso Arkanoid, en donde tanto la bola como los paneles se ven sustituidos por un hombre y mujeres desnudas respectivamente. En el segundo título controlamos a un par de mujeres que intentan recoger los resultados de la práctica onanista de un hombre que se encuentra en lo alto de un edificio. Aunque la compañía Mystique se fue a la quiebra en el año 1983, los derechos de sus juegos cayeron en manos de Playaround quien continuó publicando sus títulos y manteniendo la política de desarrollar juegos eróticos.

Continuando, ahora sí, la línea cronológica que habíamos dejado pendiente, cabe mencionar el trabajo que la compañía francesa Cocktel Vision realizó a finales de los 80 y principios de los 90 publicando algunos juegos eróticos de su subsidiaria Tomahawk para Amiga, Atari ST y PC como Emmanuelle (1989) -basado en el famoso personaje cinematográfico-, Geisha (1990) o Fascination (1991); juegos que no llegaron a salir fuera de Europa. En el año 1993 Cocktel Vision acabaría siendo absorbida por Sierra Online, el padre de Larry Laffer, protagonista de la IP Leisure Suit Larry que comentamos la pasada entrega.

A pesar de la restrictiva política de publicación de títulos para adultos de Nintendo, la compañía Panesian distribuyó a comienzos de los 90 algunos juegos eróticos para NES. Aunque no fueron licenciados por la compañía nipona, los cartuchos funcionaban perfectamente en su consola. Uno de estos títulos fue el juego de strip póquer Peek-A-Boo Poker, desarrollado por Hacker International y que vio la luz en 1991. Del mismo año es el título Bubble Bath Babes, de funcionamiento similar al famoso Puzzle Bobble -que vería la luz tres años más tarde, en 1994- y cuya única diferencia con aquel residía en los diferentes desnudos femeninos que acompañaban cada pantalla y que alegraban la vista de los afortunados usuarios que pudieron disfrutar de este raro artículo de coleccionista. El tercer título de la compañía fue Hot Slots, lanzado también en el año 1991, un simulador de máquinas tragaperras en el que una hermosa chica se iba desnudando y adoptando posturas cada vez más sugerentes en función de nuestra suerte e ingresos en el juego.

Ya comentamos en la anterior entrega que la PC Engine, también conocida como Turbografx, tuvo su gran apogeo en Japón gracias a los juegos eroge. Uno de estos juegos fue Dōkyūsei, lanzado en 1992 por la compañía ELF y que acabaría teniendo una segunda parte llamada Dōkyūsei 2 que aparecería en Super Nintendo, Sega Saturn, PC y Playstation entre los años 1995 -en que se publicó para PC en versión DOS- y 1997 -en que salió para PC en versión Windows-. Esta misma consola conoció entre su catálogo el juego Strip Fighter 2 publicado por Game Express en 1993, una parodia erótica del conocido juego de lucha con un gameplay mucho más pobre que su homólogo original. Otras parodias eróticas de títulos famosos que publicó la compañía fueron Body Conquest 2 (1993) y Hi-Leg Fantasy (1994).

Megatech Software, responsable de publicar Cobra Mission en occidente tal y como se mencionó en la anterior entrega, publicaba en el año 1995 en occidente el juego Knights of Xentar, conocido por el nombre de Dragon Knight 3 en Japón. Un JRPG eroge para PC -en Japón también salió para 3DO- de ambientación medieval fantástica.


En el año 1996 nacía Tomb Raider de la mano de Eidos, un juego protagonizado por la que posiblemente se ha convertido en una de las heroínas más famosas del mundo de los videojuegos: Lara Croft, una exhuberante y muy sexy versión femenina de Indiana Jones. El juego, que conoció varias plataformas -entre ellas Playstation, Sega Saturn y PC-, no tenía per se un enfoque erótico. Sin embargo, el atractivo diseño del personaje estaba claramente orientado a estimular las agradecidas hormonas de los usuarios de un modo similar a como lo hicieran las antiguas portadas de Spectrum de Azpiri o Royo que comentamos en la pasada entrega. De esta forma se había pasado en el mundo de los videojuegos de utilizar el componente erótico como herramienta de marketing externo a incluirlo en el propio juego. La estrategia comercial fue un completo éxito -amén de que el juego disfrutase de un gameplay muy correcto- disparando las ventas del título, lo que le hizo a Eidos plantearse el utilizar en la promoción de las siguientes partes atractivas modelos caracterizadas como la protagonista del juego; modelos que acabarían acaparando las portadas y artículos interiores de las revistas del sector, principalmente de aquellas cuyos modestos contenidos están claramente destinados al público adolescente como la veterana Hobby Consolas. Como curiosidad, cabe mencionar que para la versión de PC de la primera parte circuló un parche no oficial llamado Nude Raider que permitía jugar a Tomb Raider con una atrevida Lara Croft completamente desnuda.

A raíz del éxito de aquel título, otros seguirían después una estrategia de marketing similar. Uno de ellos, por ejemplo, fue Dead or Alive 2, juego de lucha publicado por Tecmo en 1999 para el que se desarrolló un motor físico dedicado en exclusiva a mover los voluptuosos pechos de los personajes femeninos del juego. El contenido erótico en esta saga fue en aumento con la salida de Dead or Alive Xtreme Beach Volleyball en 2003 para XBox, en el que las luchadoras dejaban a un lado sus diferencias para enfrentarse en un partido de volleyball playa vistiendo minúsculos biquinis. Más ejemplos de esta estrategia puesta en práctica fueron Fear Effect 2: Retro Helix (2001), Bloodrayne (2002) o Rumble Roses (2004).





Yakyuken Special fue un juego que apareció en el año 2000 para Sega Saturn. En él, el jugador debía derrotar a un oponente femenino jugando a piedra papel tijera para lograr que aquella se quitara una prenda con cada derrota. En este caso, las chicas que aparecían en el juego no eran modelos virtuales sino chicas reales grabadas en vídeos que se iban reproduciendo según avanzaba el juego.

A finales de los años 90 la compañía alemana Interactive Strip comenzó a desarrollar una serie de juegos eróticos para PC protagonizados por el personaje femenino Lula, creado para este fin. El primero, publicado por CDV en el año 1998 y de nombre Wet: The Sexy Empire -más tarde conocido como Lula: The Sexy Empire- consistía en un simulador de negocio en el que el jugador adoptaba el papel de un director de cine porno encargado del rodaje de una película. El mismo año, esta vez de la mano de Take-Two Interactive, aparecería también Lula Inside -también conocido como Lula Virtual Babe-, una versión sexy y cachonda del conocido tamagotchi. El tercer título de esta fogosa heroína -y el último desarrollado por Interactive Strip- fue Wet Attack: The Empire Cums Back, lanzado por CDV en 1999, una aventura de ciencia ficción cargada de erotismo. Lula Pinball, desarrollado en esta ocasión por Independent Arts Software, fue un juego de pinball publicado también en 1999 que tenía a Lula como tema principal. Finalmente, en el 2005 vería la luz Lula 3D desarrollado y publicado por CDV, una videoaventura en tercera persona protagonizada por este caliente personaje en el que debíamos encontrar un grupo de actrices porno desaparecidas. Adicionalmente, existió otro modesto título llamado Lula Strip Poker para móviles de distribución limitada en Europa.

De las cenizas de Interactive Strip a finales del 1999 nació la compañía alemana Redfire Software que continuaría el desarrollo de juegos eróticos con títulos como Erotica Island, Ibiza Babewatch, Caveman Zac o Curse of the Caribean Pirate Queen. En 2003 esta compañía ganaría el premio al mejor juego erótico en el Venus, el prestigioso festival de cine erótico de Berlín, por el título Airline 69 - Return to Casablanca, lo que originaría la salida de una segunda parte en 2005 llamada Airline 69 II - Krasser's Revenge.

El año 2005 resultó especialmente caliente en lo que al lanzamiento de videojuegos eróticos se refiere. Por un lado, Ubisoft publicaba Playboy: The Mansion, un simulador de gestión desarrollado por Cyberlore Studios y licenciado por Playboy en donde emulábamos al millonario Hugh Hefner para levantar el famoso imperio financiero desde lo más bajo. El juego era bastante completo en su contenido, permitiendo desde hacer el seguimiento de las sesiones de fotos de las playmates que se publicarían en la revista, pasando por organizar y decidir los propios contenidos de la revista, hasta organizar fiestas en una mansión Playboy configurable y personalizable con objeto de aumentar la popularidad de la firma. También en 2005 vio la luz 7 Sins de la mano de Monte Cristo y distribuido por Atari, un simulador de vida gamberro y picante cuyo objetivo era conseguir subir en la escala social realizando misiones acordes a los siete pecados capitales. El mismo año aparecía Singles 2: Triple Trouble desarrollado por Rotobee y distribuido por Ubisoft, otro simulador de vida -este más parecido a Los Sims- en el que nuestro avatar compartía piso con dos miembros del sexo opuesto. Adivinar el objetivo de este juego no le resultará muy difícil al lector.

Y hasta aquí esta segunda entrega de Erotismo y Videojuegos. En la próxima y última entrega abandonamos el retro para hablar de los juegos más actuales que se mueven por el mercado. Permaneced atentos.

5 comentarios:

Adol3 dijo...

Raúl,cochino! xDDDD

Interesante artículos estos,lo que está claro es que si algo gusta al ser humano es el sexo,y precisamente repleto de juegos hentai/eroge tenemos un sistema retro y bastante desconocido como es el ordenador japonés Fm Towns de Fujitsu y sus versiones consoleras MARTY.
Toneladas de juegos chochinotes que se mezclan con autenticos juegazos del tipo port pixel perfect entre otros.

Raúl Carrasco dijo...

No conocía ese ordenador, espero que te estén gustando los artículos. :-)

Adol3 dijo...

Pues deberías de echarle un ojo al Fm Towns o a su variante en consola MARTY

En mi blog hablo bastante de estos sistemas.

Alejandro Cortés dijo...

Magnifico artículo Raul, muy instructivo.

Raúl Carrasco dijo...

¡Gracias Alejandro! :-)