sábado, 20 de noviembre de 2010

¿Open? Mondo Píxel- Arsgames (10)


Ni conferencias, ni charlas ni hostias. Bueno sí, hostias sí.

La última reunión con la fantástica gente de Mondo Píxel en Matadero Madrid no fue otra entrega más del imprescindible Open Arsgames. Los amenos y educativos coloquios a los que nos tienen acostumbrados sus responsables quedaron en agua de borrajas, eclipsados por las imponentes figuras de Ryu y Ken impresas en la recreativa de Street Fighter III que, este viernes, lucía como soñado trofeo.

¿Trofeo? Que nadie se pierda. Comencemos por el principio.

Como muchos ya sabréis, Mondo Píxel es un blog de videojuegos en el que se aborda y se escribe sobre este género lúdico desde una perspectiva cultural y artística. Dicho blog tiene la suerte de contar también con una publicación impresa independiente de calidad más que notable -y no me refiero solo a sus contenidos sino a la edición en sí-, periodicidad terriblemente irregular y distribución lamentablemente muy limitada. Por ello, el simple hecho de conocer que allí se presentaba a la venta el tercer volumen de esta publicación que cuenta con unas 250 páginas era poco menos que una cita obligada. Bien para comprarlo, bien para ojearlo o bien sencillamente para conocer al equipo humano detrás de este hercúleo trabajo, merecía la pena acercarse a Matadero.

Después de esta publicidad absolutamente gratuita -pero veraz, doy fé de ello-, cabe mencionar que el coloquio del día consistió únicamente en la presentación, que no es poco, de este tercer volumen a cargo de John Tones, inefable líder, en una escueta pero simpática charla de unos 5 minutos que dio paso a una espectacular competición. Espectacular porque, como ya adelantaba al comienzo de este post, el premio de dicha competición era nada más y nada menos que un recreativa de Street Fighter III cedida por el grupo Tovar para la ocasión. ¿Y qué mejor forma de decidir quién era merecedor de la máquina que luchando por ella? La entrega de este jugoso premio parecía haber corrido de boca en boca, ya que la presencia de jugones en Matadero/Intermediae aquella tarde era mayor de lo habitual. Tras los emparejamientos al azar a través del infalible método de los papelitos, comenzaron los combates. Una a una, se sucedían las peleas a 3 rounds entre jugones que sacaban a relucir sus habilidades, con la esporádica intervencíón de los miembros de Mondo Píxel que compitieron contra los participantes sin pareja de baile. Aparte de una habilidad bastante notable en el manejo del mando -en contraste con el que suscribe, que cayó en segunda ronda-, demostraron también una extraordinaria etiqueta al dejar claro en más de una ocasión que, como organizadores, no podían ni iban a intentar reclamar el ansiado premio.


Tras una derrota que en absoluto supo amarga, pues competía sin mayores pretensiones sabedor de mis limitaciones en los juegos de lucha, marché a casa a eso de las 20:15 tras las debidas despedidas con amigos y conocidos a los que hace tiempo que no veía y con los que tengo la suerte de coincidir allí.

Destacable, sin lugar a dudas, la ausencia de Holdy que por causas ajenas a su voluntad le resultó imposible asistir al torneo y a la presentación. Destacable porque sin él estos eventos no son lo mismo y porque, como fan y amante de Street Fighter, estoy convencido de que hubiera puesto las cosas cuesta arriba a más de uno. De hecho, probablemente a cinco.

Cinco rondas, cinco oponentes, eran únicamente la distancia que separaba a los participantes de esta preciosidad. No me digáis que no es bonita.


Tras este Open que supo a poco, huelga decir que esperamos ansiosos la próxima indispensable cita en Matadero Madrid -señores de Mondo Píxel, rogamos tomen nota-. Fue, no me malinterpretéis, un placer. Siempre lo es cuando hay gente tan agradable y profesional tras este tipo de encuentros.

4 comentarios:

Holdy dijo...

Gracias Raúl por tus palabras y por la confianza aunque me temo que en este caso es excesiva. No soy ningún figura jugando a Street Fighter III. Otra cosa diferente es si la competición hubiera sido en una máquina con el Street Fighter II Champion Edition, en ese caso las hostias y ha-do-ken a diestro y siniestro habrían causado furor.

Aprovecho también para dar las gracias al staff de Mondo por firmarme mi ejemplar, el cual espero devorar la próxima semana sin falta.

Fue una pena no estar con todos vosotros, espero no tener que perderme el siguiente.

Xia dijo...

Buenísimo este documental sobre Street Fighter http://bit.ly/9XgoQX

Holdy dijo...

Muchísimas gracias por el enlace compañero, impagable lo que se está gestando...

Guardian dijo...

¡Menuda pasada de máquina! La verdad es que da gusto poder comprobar que aún existe gente comprometida y con ganas de organizar eventos de este tipo para los más nostálgicos.

Muchas gracias por la entrada, me ha hecho ilusión leerla ;)