sábado, 25 de diciembre de 2010

La descarga positiva: Steam


La plataforma Steam nos lleva tiempo bien acostumbrando en temporada de vacaciones -para los que las tengan-, haciendo una rebaja brutal en todo su catálogo. Eso dispara la vena consumista y activa el debate sobre las descargas digitales vs formato físico.

Actualmente compro juegos nuevos a precio de 60-70 € solo si son muy deseados por mí o si ofrecen una edición de coleccionista a la altura. En caso contrario espero a que bajen a 20 ó 30 € y los compro sin dudarlo. ¿En todo ese plan en qué lugar quedan las descargas? Pues mayoritariamente fuera. Apenas un 6 ó 7 % de mi colección actual de videojuegos son descargas aunque valoro bien las virtudes de este formato: inmediatez de compra y disfrute, la comodidad de no tener que salir de casa y el hecho de que no resulten un problema en mi espacio de ocio -cada vez menor debido a la ingente cantidad de material que poseo-. ¿Qué me separa, por tanto, de utilizar como sistema habitual de compra la descarga digital además del valor añadido de lo tangible? Sin duda alguna: EL PRECIO. Tanto Xbox Live como Playstation Network -por no entrar en el burdo sistema de emuladores y roms a precio de oro de la consola virtual de Wii-, ofrecen un servicio caro, muy caro. Los juegos bajo demanda -rebautizados como juegos a petición- de Xbox Live son un ejemplo de robo a mano armada de estas plataformas: juegos con unos meses en el mercado que son más baratos en formato físico que en descarga, ¿estamos locos o qué?

Sin lugar a dudas, el futuro pasa por la descarga digital de contenidos pero esa opción debe estar respaldada por una buena política de precios y para ello el mejor ejemplo actual lo ofrece Steam. En los últimos días llevo gastados 57 € en 10 videojuegos, a saber,  Battlefield 2: Complete Collection, Torchlight, Wings of Prey, Operation Flashpoint Dragon Rising, Spore Complete Pack, Oddworld: Stranger's Wrath, Oddworld: Munch's Oddysee, Oddworld: Abe's Exoddus, Oddworld Abe's Oddysee y The Witcher: Enhanced Edition.

Desde el 20 de diciembre y hasta el próximo 2 de enero cada día salen ofertas nuevas y existen unos packs por distribuidoras que son CREMAZA. Esa es la idea a seguir, ese es el camino, la única respuesta válida para convencer al maltratado usuario que la distribuición digital no es un invento para que las compañías ahorren pasta a costa del consumidor de software lúdico.

3 comentarios:

Sephiroth dijo...

Totalmente de acuerdo en todo.
Desde luego que si el futuro de los videojuegos ha de pasar por las descargas,lo cual veo inevitable,espero que se siga el modelo de Steam en el que realmente salen a relucir los puntos positivos de la venta por descarga.

Tiex dijo...

Lo que más gracia me hace de todo esto, además de que comparto tu opinión al 100%, es que luego dicen que si bajan el precio a los videojuegos, la cosa no iba a funcionar....

En Steam tienen la prueba de lo equivocados que están.

Raúl Carrasco "Ryosuke" dijo...

Totalmente de acuerdo. Los costes que las compañías ahorran en la fabricación y distribución del formato físico, sin contar a las terceras partes que lo venden que son las tiendas de videojuegos, deberían repercutir en el bolsillo del consumidor, no suponer un margen mayor de beneficio.