lunes, 31 de enero de 2011

Guía de sistema: Megadrive (1990-1992)


Comienzo la nueva sección del blog con el sistema que me inició en el mundo de las consolas: la Megadrive de Sega. Probablemente sea la época del videojuego que viví con más intensidad, la de las máquinas de 16 bits, una época -como todas- llena de grandes títulos que espero haceros descubrir a muchos y recordaros a otros tantos. La guía, por su extensión, la repartiré en varias entregas que abarcan tres grandes periodos por años de aparición de los títulos en nuestro país, aunque la consola de Sega nació en Japón a finales de 1988, no la disfrutamos en nuestro país hasta las Navidades de 1990-1991. Los periodos, por tanto, serán los comprendidos entre sus orígenes (1990-1992) en que se veía las caras directamente con la 8 bits de Nintendo y la Turbografx de Nec -especialmente en Japón-, la madurez del sistema en sus años más prolíficos (1993-1994) cuando la lucha directa con la Super Nintendo nos proporcionó uno -si no el mayor- de los más espectaculares y grandes periodos de la Historia lúdica y un último periodo (1995-1996) de cierto declive salpicado con joyas propias de la última evolución en la programación para este sistema que concluye con el paso de testigo a la generación de 32 bits -con la Sega Saturn- que poco a poco le quitó protagonismo. No hablaré en esta guía de los títulos salidos para los add-on como Mega CD o 32-X ya que, en todo caso, merecerían un espacio aparte.

Empezamos así con la llegada de los primeros grandes títulos del sistema en nuestro país, amigos, vais a hacer un viaje de 20 años, bienvenidos a los 90:

Sega necesitaba una mascota a la altura de Mario y entre 1991 y 1992 nos regaló dos de los videojuegos de plataformas más influyentes y con mayor calidad tanto en lo técnico como en el diseño de gameplay  de todos los tiempos: Sonic y Sonic 2. Son dos imprescindibles de la consola.





La relación de Sega con Disney le proporcionó a la compañía japonesa multitud de alegrías. Títulos de plataformas con una jugabilidad clásica y un cuidado en lo técnico tanto en animaciones como en escenarios y también en sus bandas sonoras. Fantasia, Castle of Illusion, Quackshot y World of Illusion son cuatro joyas necesarias en cualquier colección de la 16 bits de Sega.









Sega también llevó a cabo versiones casi perfectas de algunas de las mejores recreativas de Capcom. estamos hablando además de la mejor Capcom de la Historia. Ghouls ´n Ghosts y Strider no pueden faltar en esta guía.





Sega siempre ha estado ligada al mundo de los salones arcade. Múltiples han sido las conversiones de sus éxitos en los recreativos en las máquinas domésticas de la compañía. En el catálogo de Megadrive hay múltiples referencias de ello y en esta primera etapa, en los comienzos de esta consola, hay tres conversiones que brillan con luz propia: Golden Axe, Golden Axe 2 y Out Run.







Cuando Sega creaba juegos para sus propias máquinas, especialmente en la etapa de las 16 bits, daba lo mejor de sí misma. Esa Sega que hoy día solo es una sombra de lo que fue, firmó joyas dificilmente olvidables, las músicas de Yuzo Koshiro en Revenge of Shinobi o Streets of Rage, la longevidad de un título mastodóntico en su diseño y variedad de niveles y con un gameplay demoledor, estoy hablando de Kid Chameleon, la genialidad del maestro del pop en un título tan original como divertido, Michael Jackson´s Moonwalker, una reinvención de un mono salido de los arcade adaptada por Sega, no hablo de Donkey Kong, hablo de Toki, un surfero que intentó representar a su compañía a golpe de exquisitos gráficos, Greendog, los golpes de un maestro en Evander Holyfield´s "Real Deal" Boxing o uno de los títulos de acción plataformera con mayor personalidad y calidad, Taz-Mania.

















La distribuidora Electronic Arts además de unos cartuchos diferentes fabricados por ellos mismos, más grandes que los fabricados por Sega y con una pestaña amarilla, ofreció a Megadrive una ingente cantidad de buenos títulos desde su primera etapa como James Pond II Codename Robocod, Desert Strike o Road Rash.







Las consolas de Sega siempre han presumido de albergar en sus catálogos geniales matamarcianos o shumps. De los primeros años de Megadrive me quedo con Hellfire y Thunder Force III.





No quiero terminar esta primera entrega sin citar grandes detalles como los planos de scroll de Shadow of the Beast, la acción electrizante de Alisia Dragoon, las hostias como panes en Batman, las plataformas jurásicas de Chuck Rock, los gráficos casi de arcade en The Terminator, uno de los mejores diseños de niveles en la adaptación del pésimo film Alien 3, el mejor deporte del futuro en Speedball 2, el miedo visceral de Splatter House II o los geniales y entrañables puzzles de Lemmings.

















7 comentarios:

Adol3 dijo...

Buen repaso a las primeras joyas de la gran Megadrive,cremita de la buena he visto por aquí.

Me ha gustado en especial la mención de Streets Of Rage y Thunder Force III.Recuerdo que salieron practicamente a la vez y por aquel entonces no podía permitirme más que un juego cada x meses,tuve muchas dudas y al final me pillé el beat'em up,y la suerte fué que un amigo se pilló el shoot'em up,gracias a eso pudimos intercambiarlos y doble diversión. Por cierto,nunca olvidaré cuando los primeros compases de la intro del SoR sonaron en la tele...no podía creer lo que salía por los altavoces,la mejor música que había escuchado en consola alguna! :O...

Que buenos tiempos. Bravo holdy!

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Gracias Adol, a mí del primer Streets of Rage nunca se me olvidará la música del quinto nivel, la del barco, sublime: http://www.youtube.com/watch?v=Y_nJyCfmgxY

Adol3 dijo...

Todas son sublimes,al igual que las del Thunder force III.

Tengo hambre se SEGA!

Adol3 dijo...

"se Sega" ? Joder,que fallo. xDDD

Jarkendia dijo...

Ahí está gran parte de mi infancia. Qué recuerdos... sniff.

molsupo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
molsupo dijo...

Desde luego, has elegido la "creme de la creme" de los inicios de Megadrive. De esa lista creo que no quitaría ninguno, son juegos buenísimos, y personalmente adoro el Revenge of Shinobi, el Golden Axe, el SoR (gran megagames 2), el Road Rash o el Thunder Force III (uno de los pocos shooters que me he acabado sin trucos).

Eso sí, para mi gusto también podrían haber entrado algunos más como:

En conversiones de recreativas de Sega, el AFTERBURNER 2 y el SUPER HANGON, y entre comversión y juego nuevo, el grandísimo SUPER MONACOGP.

De Capcom reprogramados por Sega también destacaron el MERCS y el CHIKICHIKI BOYS y otros destacables de la época serían el extraño TOEJAM EARL, el pinball DEVIL CRASH, el OLYMPIC GOLD, y el inicio de las míticas sagas deportivas de EA como el EA HOCKEY, LAKERS vs CELTICS (y el USA TEAM BASKETBALL) o el JOHN MADDEN...pero bueno, en algún sitio tenías que hacer el "corte" y con la de juegos buenos que salieron en mega esos años seguro que hay gente que echa en falta otros...

Un saludo!

PD- He borrado e anterior comentario porque tenía alguna falta muy gorda y creo que no se puede editar...