domingo, 1 de enero de 2012

Año de celebraciones


El 2011 ya ha quedado atrás y me ha servido para darme cuenta, definitivamente, del excelente feedback que tiene The Videogame Culture entre sus lectores. A pesar de permanecer inactivo más de una tercera parte del año, el blog ha aumentado en un 5 por ciento sus seguidores por RSS y en un 30 por ciento sus seguidores por Facebook. Por primera vez hemos cubierto el evento más importante del año -el E3 de Los Ángeles- con un redactor en exclusiva -nuestro amigo David Carrasco-. Aunque el ritmo de actualización ha decrecido por primera vez en los últimos años, se ha mantenido la calidad en los nuevos textos y el archivo del blog empieza a ser lo suficientemente interesante y amplio como para manteneros ahí, al otro lado.

Eso me llena de orgullo y me obliga moralmente a dar más y mejor en este 2012. Y, de hecho, así va  a ser. Este año es para mí, en lo que respecta a los videojuegos, un año de celebraciones. En julio el blog cumplirá su primer lustro, 5 años de juntar palabras en la blogosfera patria para compartir una pasión con todos vosotros. Y en octubre se cumplirán 20 años de un acontecimiento muy importante: en el décimo mes de 1992 un servidor de ustedes, un mero adolescente de 16 años, con un esfuerzo ahorrativo sin precedentes, y sin contar con la aprobación de sus padres, se hizo con su primera consola, las primeras sensaciones propias, puras y devastadoras que me convertirían en el apasionado gamer que soy hoy día. Llevaba años disfrutando de hand-helds, recreativas y ordenadores de 8 bits -básicamente las versiones de Spectrum + y +2-, pero con la llegada de esta nueva máquina a mi hogar, a mi habitación de juego, todo dió un giro de 180 grados y apuntó hacia lo que hoy leen en estas páginas. Conocí a una joven con marcadas curvas y oscuro rostro, que me haría experimentar nuevas sensaciones lúdicas jamás conocidas hasta ese momento, encendiendo en mí una llama crítica y apasionada hacia un medio aún incipiente. Esa llama que se encendió hace 20 años cierra el círculo en este 2012 con un proyecto en el que llevo trabajando desde hace unas semanas -y que aún me llevará algunas más materializar-. Un proyecto que me ha acompañado todos estos años y que no hará otra cosa que ampliar el espectro, la experiencia, la mirada crítica y amplia con la que nació The Videogame Culture hace 5 años. Todo en honor  a esa joven y a lo que vino después.

Esa joven que, como yo, tenía 16...

...16 bits, claro.

6 comentarios:

Adol3 dijo...

Poco a poco se construyen los imperios, y el de The Videogame Culture, está más que asentado!

Para Julio, aniversario y reparto de Street Fighter II a los lectores?? xDD

Feliz Año!!

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Aún no tengo nada preparado en formato concurso/regalo para los lectores por el quinto aniversario del blog, pero no descarto nada, de hecho, si alguno de nuestros queridos lectores se quisiera desprender de algo así como un Teradrive, sería ideal para tan magno acontecimiento ;)

Feliz Año para tí también, amigo Rubén y un fuerte abrazo!

Adol3 dijo...

^^U

a ver si te puedo mandar una camión lleno de ÉSTOS

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Ya sabes que yo soy más de la versión de 3DO pero no le haría asco en ningún caso a los que propones.

Raúl Carrasco dijo...

¡Fantástica reflexión! :D ¡Qué bonitos recuerdos me trae este post!

David C. dijo...

Éxitos el 2012 y en el concurso 20blogs.

Te invito a que conozcas mi blog en la sección de cine, se llama "Cine para usar el Cerebro"
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/