miércoles, 11 de enero de 2012

Guía de sistema: Megadrive (1993)


La segunda entrega de la guía del sistema Megadrive de Sega está dedicada al año 1993 en el que las máquinas de 16 bits empezaban a mostrar un nivel de madurez excelente, fruto en parte de la enorme rivalidad entre los soportes de Nintendo y Sega. Muchas de mis piezas más admiradas de esta generación fueron disfrutadas por primera vez en estas fechas, piezas que con el paso del tiempo han acabado convirtiéndose en auténticos clásicos.

Antes de entrar en materia quiero aclarar que las guías de sistema que confecciono no son fruto de la solución fácil de escribir poco y poner mucho vídeo, tan habitual en muchos artículos de blogs generalistas. La elección de los títulos de esta guía obedece a una exhaustiva selección basada en releer la prensa original del momento, obviamente en jugar esos juegos y en la experiencia y evolución que han cobrado en mi memoria crítica a lo largo de estos años. Son muchas horas dedicadas a que los que se inician en este sistema y a los que ya lo disfrutan desde hace tiempo puedan encontrar un canon, subjetivo, como cualquier canon, pero en el que aseguro, al menos, títulos que ofrecen experiencias jugables interesantes y satisfactorias para todos.

Empezamos:

Para mí el mejor shoot ´em up de todos los tiempos no lo firmó ni Irem, ni Konami, ni Treasure, ni Taito. Lo creó una poco conocida compañía llamada Technosoft en 1993, diez mágicas y enormes fases en un cartuchito de ocho megas:



Muchos lo tachan de raro, injugable, lo cierto es que los los húngaros de Novotrade crearon una pieza bellísima, unida a un diseño de gameplay que merece una oportunidad. Tan profundo como el propio océano:



Quizás la física de la bola es mucho más real en el genial Dragon's Fury de Technosoft, pero darle a los petacos escuchando de fondo Dr. Feelgood de los Mötley Crüe es algo que te pone muy on fire:



La respuesta de Sega a la exclusividad de Street Fighter II en Super Nintendo fue un brawler de 16 megas con banda sonora de Yuzo Koshiro que puso contra las cuerdas al mismísimo Final Fight de Capcom:



Side Pocket es un excelente simulador de billar que en la época salió en múltiples sistemas de 8 y 16 bits. Para mí la mejor versión es esta, con unas excelentes músicas muy rollo cool jazz y unas maravillosas imágenes digitalizadas de señoritas de muy buen ver. Y con mucha clase, oiga:



Chiki Chiki Boys es un plataformas de acción de la mejor Capcom y reprogramado para esta versión por la propia Sega, un título con un colorido y diseño absolutamente entrañables. Y con opción para dos jugadores frenética:



Uno de los mejores creadores para 16 bits fue el genial David Perry. Primero bajo el sello de Virgin Games y años después bajo su propio sello -Shiny Entertainment- ofreció excelencia y originalidad por doquier. Los títulos que destaco a continuación son los plataformas de acción esponsorizados Cool Spot y Global Gladiators y el título que en comunión con Disney dejó en vergüenza a la Capcom de Super Ghoul's 'n Ghosts, nada menos que Aladdin:







Dos de las mejores aventuras de todos los tiempos y portadas a casi todos los sistemas de la época, aparecían también para Megadrive en este increíble 1993. La ciencia ficción de Éric Chahi en Another World y su secuela espiritual -aunque es un título que nada tiene que ver con el primero más allá de la similitud estética- Flashback The Quest for Identity, ambos firmados por Delphine Software, nos sumergieron en universos paralelos e inexplorados hasta entonces:





La mejor Konami de todos los tiempos enriquecía el catálogo de la 16 bits de Sega este año con tres títulos de una calidad exquisita. Las plataformas a lo Sonic del Tiny Toon Adventures Buster's Hidden Treasure, la acción espectacular del Rocket Knight Adventures y el divertidísimo y adictivo Zombies Ate My Neighbors no defraudaron a nadie:







Battletoads es un título recordado por su extrema dificultad, la cual fue sufrida por casi todos los jugadores de aquella generación debido a que también fue versionado en casi todos los sistemas. Mi versión favorita es la de Nintendo NES debido al extraordinario nivel que consigue a pesar de la limitación del sistema. Eso sí, la versión de Megadrive no le va  a la zaga:



Durante años fuí un seguero reconocido. Mi primera consola fue la Megadrive y solo una espina se clavaba en mi amor por este sistema y era el no poder contar con una versión de mi videojuego favorito de arcade: Street Fighter II. A comienzos de 1993 múltiples rumores apuntaban a que se estaba trabajando en una nueva revisión del clásico para la consola de Sega, meses de espera, de rumores y desmentidos hasta que una tarde me llamaron desde el Canadian Center de mi localidad para recoger una copia del milagroso Street Fighter II Special Champion Edition. Salí corriendo de mi casa y llegué a dicho local con el aliento arrebatado y las manos temblorosas. Cuando inserté el cartucho de 24 megas en mi Megadrive y le dí a la palanca de encendido nada volvió a ser igual:



De las pocas sagas que plantaron cara a la propuesta de lucha 2D ideada por Capcom, con una intención de originalidad y no de plagio fue la violentísima creación de Midway para arcade, que llegó a Megadrive en el mes de septiembre de este año. La leyenda del Fatality estaba servida:



Cuando yo era un crío, la serie Mazinger-Z era lo máximo de lo máximo. Cuando Sega publicó Mazin Saga en 1993 un escalofrío recorrió mi memoria: ¿serían capaces de recoger la intensidad y diversión del anime original? La fórmula utilizada fue la de un curioso brawler con espadas a lo Knights of the Round pero con una variante que lo hacía muy especial: las luchas contra los jefes finales se hacían en formato de lucha one on one, con unos sprites enormes que ocupaban toda la pantalla. Un videojuego magistral en todos sus apartados:



Las macabras hostias repartidas en la saga Splatter House de Namco se han convertido en absoluto objeto de culto para jugadores y amantes de las películas de terror de serie B. La tercera iteración de la serie llegó a Megadrive con un apartado técnico más cuidado que nunca y el mismo regusto de títulos anteriores. Toda la saga en 2D se incluye como logro desbloqueable en el juego homónimo para Playstation 3 y Xbox 360:



La saga Strike de Electronic Arts aporta su mejor propuesta, en mi opinión, en su segunda entrega titulada Jungle Strike. Multitud de misiones y un tratado exquisito de la paleta gráfica de la consola adornan un título sobresaliente:



Uno de los títulos más desconocidos de la consola fue lanzado en este año con el nombre de Dinosaurs for Hire. Acción con unos protagonistas del Jurásico y un uso del color poco habitual en la Megadrive. Divertido y muy superior al mucho más conocido Jurassic Park:



Ranger-X es un shoot 'em up con una estética parecida al Gynoug, que se hizo un hueco en el catálogo de Megadrive por una calidad y dificultad altas, además de una curiosidad gráfica que fue muy bien acogida por los segueros: el juego poseía un chip que permitía ofrecer simultáneamente en pantalla 128 colores, en vez de los 64 habituales que permitía el hardware de la consola. Eso hacía que los 256 que podía mostrar la Super Nintendo no parecieran, por una vez, tan inalcanzables:



Una de las sagas más cuidadas de Sega es, sin lugar a dudas, Shinobi. Aunque mi favorito será siempre el Revenge of Shinobi, con una de las mejores OST de todos los tiempos orquestada por el genial Yuzo Koshiro -¿quién no recuerda el tema My lover?-, la tercera entrega de la saga ofrece un título variado, excelente en lo técnico y endiabladamente dinámico. No podía ser de otra manera, en un videojuego protagonizado por un ninja:



Los mini coches de juguete creados por la compañía Galoob -ahora parte de Hasbro-, contaron con su primera incursión en los videojuegos con un racing game de perspectiva cenital divertidísimo para compartir con amigos:



Treasure le ha dado a las máquinas de Sega algunos de los mejores títulos de sus catálogos. En Megadrive salieron varios de ellos, todos imprescindibles, pero hay uno que brilla de manera muy especial: Gunstar Heroes. Uno de los títulos de acción y disparo más espectaculares de todos los tiempos, uno de los 5 mejores videojuegos del sistema, una absoluta obra maestra que todos los amantes de los videojuegos deberían jugar en profundidad al menos una vez:



Hay varios títulos de Megadrive que transportan el universo de la Fórmula 1 con maestría a la pantalla. Uno de mis favoritos es el F1 de Domark, título poco conocido, eclipsado por otros con más nombre como Virtua Racing o Super Monaco GP, pero que ofrece una calidad extraordinaria y muy fiel al deporte que emula:



Robocop es un producto cinematográfico con varias iteraciones en el mundo del videojuego, que fue unido a otro fenómeno fílmico de los 80 por obra y gracia de Virgin Games para protagonizar un título de acción y plataformas con unos gráficos espectaculares por sus escenarios y el tamaño de los sprites, una OST acorde y una jugabilidad bien calibrada. Existe una versión del título para Super Nintendo pero está a años-luz de esta:



Tan divertido como la recreativa original, pero con modos de juego extra que hacían el juego casi interminable, consiguen que Gauntlet 4 sea una de las mejores propuestas de esta consola tanto en solitario como para compartir con amigos:



Y termino el repaso a este 1993 con dos titulazos del deporte rey: el primer Fifa de todos los tiempos nació en Megadrive en este año. Bautizado como Fifa International Soccer -que solo ofrecía la posibilidad de elegir entre selecciones nacionales-, ofrecía unos gráficos de perspectiva tridimensional -isométrica- para crear un videojuego de fútbol que se salía de todos los cánones hasta la fecha. La versión que se creó de este mismo juego para 3DO al año siguiente mantenía todo la esencia jugable del título pero, por primera vez en un videojuego deportivo, ofrecía unas 3D reales. El videojuego que plantó cara a la bestia gráfica de Electronic Arts fue el mítico Sensible Soccer. Un videojuego que solo con una jugabilidad exquisita pudo hacer frente a títulos muy superiores en lo técnico. Como curiosidad decir que existe una página en la red en la que aún hoy día se crean torneos online en las diferentes versiones del juego -especialmente las de Amiga y Megadrive-, con una participación muy alta de jugadores:



9 comentarios:

Gelchan dijo...

Hala, que pedazo de listado de juegazos. La verdad es que es dificil quedrase solo con uno. Ademas he visto juegos de los que ya ni me acordaba (como el Robocop VS Terminator o el Mazin Saga).

Todo un recorrido por el 1993. Que buen año.

Saludos

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Para mí es el mejor año de la Megadrive y uno de los mejores años de la Historia de los videojuegos.

Bienvenido al blog y un saludo!

Adol3 dijo...

Buenas. Ya habia intentado ver el post dede wii, pero no me deja por el puto navegador que lleva y con el movil tampoco podia. He usado otro navegador movil y no veo los videos pero he podido leer el texto. Yo no recuerdo malos años de megadrive, pero del 92 al 94 creo que fueron los mejores. La lista es tremenda, y ese SoR 2 es el rey! TF IV es el amo y señor de los shmups.
Saludos y sorry, pero no tengo medios para navegar decentemente.

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Sabía que este artículo sería de tu agrado, tito Adol. Espero que pronto puedas conectarte a la red de manera más cómoda y te tengamos por aquí, como siempre, ON FIRE.

Un abrazo!

Roy Ramker dijo...

Dicen que 2011 ha sido un gran año a nivel de juegos, pero es que comparándolo con lo dio de si Mega Drive en 1993 parece poca cosa xD

En serio, pedazo nivel de juegos, muy muy grandes la mayoría de los aquí presentes. Y comparto tu opinión, Thunder Force IV también me parece el mejor shoot'em-up de Mega Drive, aunque el Ranger-X es todo un puto prodigio técnico para la época.

cyber2 dijo...

¡Pedazo de selección de juegos! Mega Drive tiene unos juegos buenísimos y este año fue de los mejores. Uf, no sabría cuál escoger entre todos esos... Quizá el Flashback, pero se me haría difícil responder a cuál de todos estos es el mejor.

El único que me decepcionó un poco cuando me lo compré fue el Mazin Saga.

Hission dijo...

Vaya seleccion de juegos, has acertado con todos mis favoritos. Genial articulo.

Álvaro Nevado "Holdy" dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Efectivamente, es difícil encontrar en la Historia de los videojuegos una consola que en un solo año haya sacado bestias como Flashback, Street Fighter II SCE, Mortal Kombat, Aladdin, Gunstar Heroes, Rocket Knight Adventures, Thunder Force IV, Streets of Rage II, entre otros.

Y eso sin contar que ese mismo año de 1993 Sega presentaba el Mega CD con joyas como Sonic CD, Final Fight CD, Thunderhawk, Silpheed y muchos más...

molsupo dijo...

Excepcional cosecha, que está cerca de cumplir 20 años ya, buf!

Como amante de la megadrive sólo puedo decir lo mismo que los demás comentarios, vaya pedazo de año el 93, alucinante!

Todos los títulos que has puesto son buenísimos y muchos de ellos me encantan(de hecho me gustaría analizar en mi blog prácticamente todos, jaja!)

Aunque es algo subjetivo, yo a esa lista añadiría aún 2 títulos más:

El excepcional Rolling Thunder 3 de Namco, y aunque no fuese la mejor conversión del arcade posible, el NBA JAM (aunque con este bailan las fechas y ya no me acuerdo si en Europa salió en el 94)

Un saludo y genial guía del año 93!